La Dirección de Seguridad Pública y Tránsito Municipal de Los Cabos parece más preocupada por responzabilizar a las mujeres frente a las agresiones contra ellas cometidas.

Luego de los dos casos de agresión sexual en menos de 10 días en colonias de Cabo San Lucas, el director de Seguridad Pública y Tránsito Municipal de Los Cabos, el capitán Juan José Zamorano ofreció algunos “tips” de prevención a las mujeres para evitar ser víctima de violación o feminicidio: no usar cabello largo, poner atención a sus horarios y cuidar cómo se visten.

En entrevista con Cabo Mil, el funcionario municipal sorprendió con sus consejos que parecían más órdenes orientadas a culpabilizar a la mujer en vez del agresor. Por ejemplo, la idea de que el usar el pelo largo aumenta tus probabilidades de ser agredida sexualmente.

Las guías para evitar violaciones no deberían ir enfocadas a las víctimas como obligaciones que meten más miedo del que quitan. Tenemos el derecho a ir seguras de nosotras mismas, al igual que lo tienen ellos. Tenemos también que tener la opción a aprender a valernos de nuestros cuerpos y nuestras mentes en esos momentos.

Zona Crítica, Sobre consejos y violaciones (2016). El Diario.

Zamorano mencionó que el tipo de ropa puede ocasionar que “sea más difícil para una persona llevar a cabo hacer la agresión”. Si fuera poco, recomendó a las mujeres cuidar sus horarios y llevar una herramienta como “un paraguas” para defenderse.

“Enfrentar directamente al agresor, cuando se siente acosada, hacer la pregunta salvadora: ¿Qué hora tiene? Para que vea que no tiene miedo porque lo está identificando. Pedir ayuda, el grito salvador que de alguna manera llamar atención de la gente y la gente alrededor”, expresó.

En lo que a todas luces es un caso más de mansplaining, es decir, el hábito masculino de explicar cosas a las mujeres de una forma condescendiente o partenalista. La revictimización y la cultura de la violencia parecen reproducirse en Baja California Sur.

La violencia sexual ha sido en el pasado y en la actualidad una de las formas de violencia machista más explicitas y recurrentes; en la cual no solo se convierte a la mujer en un objeto y se le reduce sexualmente por la fuerza para la satisfacción y disfrute masculino, sino que, se emplea además como un mecanismo para la afirmación del poder social de los hombres sobre las mujeres.

Esther Pineda, 24 de diciembre 2017, “Ni tan víctimas”: Cultura de la violación y revictimización.

El capitán dijo además que trabajan con la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) para dar con los responsables. En el caso de la joven de 21 años que casi pierde la vida en la colonia El Tezal, luego de ser violada, adelantó que próximamente darán a conocer los resultados de las investigaciones, así como en el asunto ocurrido en Los Cangrejos.

4 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Que tonteria ahora resulta que las mujeres estaran pelonas y como monjas en ves que seguridad publiva ponga mas vigilancia y que hagan su trabajo con rondines mas frecuentes y dejen de dar tips rstupidos

  • Me parece absurdo, creo que mejor incrementan la seguridad en el municipio y hacen su trabajo, porque ya ni en la propia autoridad de puede confiar.

  • Como explicar ésta situación… La mujer es llamativa en su fisonomía por naturaleza y el hombre caliente sexualmente hablando, la mujer sensual y provocativa. Tanto el hombre como la mujer tenemos el mismo valor por ser seres humanos cada uno con sus limitaciones y virtudes, somos invaluables y tenemos una dignidad por igual, tanto el hombre como la mujer debemos darnos a respetar, debemos tener pudor, Amor y respeto por nosotros mismos y los demás, llamese mi esposa(o), mis hijos, etc. Todos tenemos, derechos, obligaciones y límites para regular el comportamiento y la convivencia, cuando nos salimos de ésto comienza a desvirtuar se. La mujer y hombre dentro de la comunicación verbal y no verbal debemos estar conscientes de nuestro valor, respeto, dignidad y pudor. Cada uno como mujer y hombre nos damos cuenta hasta dónde y cómo provocamos, así que ahí la conciencia y responsabilidad de cada uno en como debemos vestir nos y comportarnos, claro que hablando de la madurez de la persona. Dentro de esto se incluye la conveniencia personal, la ambición. Etc; Y hablando de negocios, la mercadotecnia, los medios de comunicación, muchos padres de familia, la misma sociedad tenemos mucho que ver en el desvirtuar y apoyar la sensualidad, la provocación, etc; lo del cabello si se pasó.