Mientras que Perla Flores prometió devolver el dinero público que usó para viajar a París, la suplente Guadalupe López regresó su pago "para no tener problemas".

En un hecho insólito, la diputada suspendida Perla Flores Leyva prometió a través de un comunicado devolver los 110 mil pesos que tomó de la Junta de Gobierno del Congreso del Estado para viajar a París con un familiar. Mientras que, por otro lado, la diputada suplente Guadalupe López Peñaloza, en medio de la crisis de poder que vive el Legislativo en Baja California Sur (BCS), anunció la devolución de más de 26 mil pesos que le fueron entregados para suplir a Soledad Saldaña Bañales.

En el primer caso, la legisladora Flores Leyva, del Partido Encuentro Solidario (PES), aseguró que buscaría la forma de reponer lo sustraído, sólo tras ser suspendida de sus funciones por acumular 5 faltas consecutivas, después de la controversia por haber tomado este dinero para comprar boletos de avión (primero lo negó, asegurando que ella los había pagado con su tarjeta de crédito, pero después aceptó haberlo hecho).

Perla Flores Leyva

En el caso de Guadalupe López Peñaloza, del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), tomó posesión el pasado viernes 27 de marzo como suplente de Soledad Saldaña Bañales, sin embargo este martes 31 dijo negarse al cargo y devolvió el dinero que le fue entregado por asumir funciones como legisladora durante 3 días.

Guadalupe López Peñaloza

López Peñaloza explicó que el grupo de diputadas suspendidas junto a Flores Leyva (Elizabeth Rocha, Anita Beltrán, Lorenia Montaño, Daniela Rubio y Rigoberto Murillo) la buscó el jueves 26 de marzo para tomar posesión pues, presuntamente, “el curul está vacío”, y si no se presentaba, le dijeron, su lugar lo tomaría un panista o priísta.

Ese fue un “foco rojo”, dijo la suplente, pues “yo no trabajé para que un panista ni un priísta ocupe mi lugar”, sostuvo, asegurando que ella es fiel a Morena. Es así que aceptó tomar posesión del cargo y le fueron entregados más de 26 mil pesos. Sin embargo, tras conocer a fondo los hechos y percatarse de que las diputadas suspendidas estaban realizando presuntos actos ilegales, optó por presentarse ante el pleno del Congreso del Estado, reconocer a Saldaña Bañales como titular y devolver los recursos que le entregaron.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *