@El_Organismo

Sin duda, los pequeños y medianos empresarios de la ciudad, y seguramente del resto de Baja California Sur, son uno de los sectores que más sufren los estragos de las medidas restrictivas derivadas para disminuir la expansión del Covid-19. Uno piensa: ‘bueno, si es para contrarrestar la pandemia, va, vamos pa´delante’. Sin embargo, cuando la autoridad que aplica las medidas de prevención no acata sus propias recomendaciones en su actividad fuera de la vida pública,  creo que tenemos un grave problema de simulación.

Hoy por la mañana Rubén Gregorio Muñoz Álvarez, alcalde La Paz, transmitió desde su fan page personal para comunicar la entrega de uniformes y equipo para los agentes municipales. El promocional se ve muy bonito, con los policías acomodados en posiciones atrás del presidente municipal mientras Gregorio daba un discurso moviendo las manos al más puro estilo priísta de Enrique Peña Nieto.  

Luego de entregar uniformes, tras una denuncia en medios locales por la falta de equipamiento, presumió la homologación de salarios y su gestión hecha por él con su padrino Leonel Cota Montaño, titular del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, para conseguir los recursos materiales mencionados, el munícipe dijo a la ciudadanía:

“Quiero pedirles a todos los ciudadanos, que nos tengan paciencia, sé que muchos queremos salir a las calles, pero son tiempos hoy que tenemos que esperarnos. Las autoridades sanitarias están determinando que hasta el 30 de mayo se va a revisar ese comportamiento de contagios, en el caso de La Paz, y a partir de ahí habremos de anunciar las actividades de reactivación económica”.

El mensaje es sensato, pero ¿cómo la población va a seguir las indicaciones si el propio Gregorio desatiende sus propias medidas? Es que curiosamente, el fin de semana una denuncia ciudadana corrió en redes sociales, en la que se acusaba al presidente municipal de andar de pachanga en plena pico de contagios. Entre 10 o más personas habrían participado en la reunión, custodiada con uniformados municipales.

Será bueno que Muñoz Álvarez aclare esto, porque es una grave muestra de que en el municipio no se toma en serio su trabajo, por eso pensamos que el video de hoy con los policías, es alimentar esa imagen del político paternalista, con tintes autoritarios, que protege a su pueblo. Vaya, una estrategia más de campaña que de accionar institucional.

En lo que va de la coronacrisis, esta es la segunda vez que un funcionario municipal desacata el #QuédateEnCasa. Rosa Nolzuly Almodóvar Gracia, directora de Protección Civil de La Paz, quien recién empezada la fase 2, se fue con todo contra un gimnasio que supuestamente estaba activo, pero unas semanas atrás la criticaron porque no obedeció las órdenes de su jefe y se fue por una ballena preparada con sus amigas: ¿actividad no esencial?

#ENNUESTRAOPINIÓNDEMIERDA creemos necesario que la ciudadanía obedezca las medidas para disminuir el aumento de enfermos por el virus, pero también pongan el ejemplo. Necesitamos que los funcionarios del gobierno federal, estatal y municipal comiencen actuar como servidores públicos, dejando de lado las campañas políticas disfrazadas de estrategia institucional.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *