Manifestantes a favor y en contra del matrimonio igualitario se dieron cita en el Congreso del Estado, donde tuvo lugar una primera lectura del dictamen con proyecto de decreto que permitiría la unión legal entre personas del mismo sexo

En medio de alaridos y consignas como “fuera”, “no estoy de acuerdo” y “familia natural”, manifestantes en contra del matrimonio igualitario, secundados por la diputada Perla Flores Leyva, del extinto Partido Encuentro Social (PES); su esposo, Gustavo López Avilés; la legislador Lorenia Montaño Ruiz, también del PES y José Luis Pérpuli Drew del Partido Acción Nacional (PAN), quienes instaron a los revoltosos para que organizaran desorden y así la sesión quedara cancelada, se llevó a cabo la primera lectura del punto de acuerdo para legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Perla Flores Leyva

Desde temprano por la mañana, al recinto legislativo acudieron defensores de ambas posturas. Por un lado, las personas a favor de la comunidad de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transgénero (LGBT), quienes alzando carteles de colores exigían a diputadas y diputados respetar la máxima de “todos los derechos para todas las personas”, decidieron mantenerse en silencio durante la sesión legislativa.

Por otra parte, aquellos en contra del matrimonio igualitario acudieron vestidos de blanco, llevaron consigo a sus hijos menores de edad, lanzaron algunas consignas y en sus mensajes se leían posturas de índole religioso como “Dios no será burlado”.

Las personas a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo argumentan que al legislar la unión igualitaria se les reconoce el derecho a formar una familia, así como a ofrecer seguridad social y herencia a sus cónyuges.

Quienes están en contra aseguran que al permitir esta medida se afecta a la niñez y su derecho a elegir su sexualidad de manera libre; asimismo, miembros de la autonombrada “familia natural” declaran que, por el simple hecho de ser homosexual, se es pederasta y violador.

La primera lectura del dictamen para la aprobación del matrimonio igualitario la realizó el diputado Esteban Ojeda Ramírez mientras fanáticos religiosos le gritaban “traidor” y “vendido”. Con el fin de que no concluyera, un grupo de seguidores de la beatitud bajó los brakes del edificio y las comunicaciones perdieron por varios minutos. Una vez recuperada la energía eléctrica, la lectura continuó y el punto de acuerdo pasó a una segunda etapa, restando sólo su votación.

Cabe recordar que en junio de 2015 la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) estableció que las leyes de cualquier estado del país que considere que la finalidad del matrimonio “es la procreación y/o que lo defina como el que se celebra entre un hombre y una mujer, es inconstitucional”.

En este sentido, la diputada Milena Quiroga Romero, representante de la fracción parlamentaria del Movimiento de Regenación Nacional (Morena) en el Congreso local ha señalado que el Poder Legislativo en Baja California Sur (BCS) no desconocerá las disposiciones legales en la materia.

Por su parte, el gobernador del estado, Carlos Mendoza Davis, ha dicho que, al ser “profundamente respetuoso de la ley”, sus facultades ejecutivas se apegarán a derecho, sin embargo ha evitado ofrecer su opinión personal al respecto, argumentando que “no tiene ninguna relevancia”, y se ha pronunciado a favor de que todas las partes interesadas en el tema, a favor y en contra, sean escuchadas.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *