El noble acto constitucional de informar a la sociedad en los nuevos tiempos que han marcado a la república debe ofrecerse en un marco de sobriedad y austeridad. Un informe debe dejar atrás las costumbres del antiguo régimen donde reinaba el dispendio, la promoción de imágenes personales, alquiler de medios de comunicación y discursos llenos de demagogia y auto elogios.

La población del municipio de La Paz fue testigo de un acto que devolvió al pasado a toda una comunidad que hace dos años voto a favor de la eliminación de los excesos y del uso de sus recursos públicos para la promoción personal de un individuo que solo busca el siguiente hueso.

Para el caso del Ayuntamiento de La Paz, este informe es especial, ya que quien gobierna es el órgano colegiado llamado Cabildo, que se compone por 13 regidores un síndico y quien preside este órgano, lo cual no lo vuelve un puesto unipersonal como lo es un Gobernador o un Presidente de la Republica, quien lo preside es uno más de una lista que se elige en las boletas electorales, sin embargo, el presidencialismo al que está acostumbrado la sociedad cubrió con ese manto a quien preside al Cabildo y esto se nota especialmente en 10 ediles que no se dan a respetar como tales.

De ello se desprenden ausencias que avizoran una sana distancia con un alcalde quien no ha gobernado el Ayuntamiento de La Paz bajo los principios y programa del partido que lo llevo al poder. Desde el inicio, al pasar lista de asistencia a los regidores se apreció la ausencia de cuatro regidores quienes en redes sociales ofrecieron su justificación a la sociedad precisamente por no tratarse de un informe del Ayuntamiento, sino un acto entorno a un solo miembro del Cabildo quien se dio promoción personalizada.

Solo los regidores que aceptaron el aumento de sueldo y que en primera instancia le votaron en contra el segundo informe le votaron a favor en una segunda ronda de sesiones tras recibir su respectivo moche fueron quienes asistieron al informe.

Entre otras ausencias destacan los Diputados del Congreso del Estado por el Partido Morena que ninguno de ellos se asomó ni por error al informe del munícipe a pesar de haber recibido sus respectivas invitaciones. Así mismo Los Senadores de Morena y los Diputados Federales por Baja California Sur tampoco acudieron a ese evento de promoción.

Tampoco acudieron autoridades nacionales con quien Rubén Muñoz se tomaba la foto y  se ufanaba en redes sociales de las atenciones en sus supuestas gestiones ¡Un solo representante del Gobierno de México llegó! Tampoco acudió la Delegada Federal en BCS, ni los representantes de las distintas coordinaciones estatales de la Federación a quienes también invitó.

Otros ausentes fueron los Alcaldes de los otros cuatro municipios, pero pesa aún la ausencia de los alcaldes de Comondú y Los Cabos quienes son colegas de su mismo signo político. Ni siquiera se tomaron la molestia de enviar un representante como ya lo venían haciendo en otros eventos públicos.

Otras ausencias que marcan fueron los presidentes de partidos especialmente del partido Morena en BCS y ex presidentes del partido Morena, ni siquiera su Amiga Yeidckol Polevnsky quien en el anterior informe le acompaño. En fin, ni un solo morenista destacado.

Y para rematar el asunto, de las autoridades que acudieron por obligación, de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial no acudieron quienes presiden estos poderes, se enviaron a subalternos en representación.

No conforme con las ausencias en su informe, el equipo del Alcalde creó cuentas falsas de redes sociales de varios personajes de la política local y nacional donde destacan Víctor Castro y Yeidckol Polevnsky para que el poco publico que observo el informe desde la pagina personal de Rubén, leyera mensajes de felicitación por su informe provenientes de estas cuentas. ¡El colmo de la miseria!

El de Rubén fue un lleno de auto elogios, demagogia y mucho eco por la soledad del anfiteatro que bien pudo haber sido sustituido por la usual sala de Cabildo con la que cuenta la sede el Ayuntamiento, un lugar pequeño donde caben sus regidores y su séquito incondicional de funcionarios adiestrados como zombies en el famoso curso couching.

No faltará quien quiera cubrir las ausencias con el tema de la pandemia, pero qué tal la borrachera que organizo el alcalde para celebrar en “La Quinta Don Alfredo” en la comunidad de San Pedro, donde estuvo mas solo aun pues ni siquiera los delegados municipales le acompañaron.

Un informe marcado por los excesos en gastos de promoción personal, las pasarelas en medios de comunicación nacionales mas caros, renta de espacios electrónicos, campañas pagadas en redes sociales, distribución de pasquines, espectaculares por toda la ciudad y demás dispendios que a cualquier morenista bien formado le deben causar escozor y sospecha, a los ciudadanos la ofensa porque los servicios públicos no funcionan adecuadamente, desde la bolsa de basura en las banquetas de la ciudad por días, hasta la falta de agua por días o semanas en las colonias de la ciudad.

Toda una estrategia para atarantar a sus patrocinadores en su negocio llamado precampaña, para que continúen desembolsando recursos que jamás volverán a ver, pues apuestan con quien aprovecha su momento en un proyecto personalísimo.

Hay panistas y priistas que no entendieron el mensaje que les dio la sociedad el 1 de julio de 2018, tampoco lo entendieron quienes se hacer pasar por morenistas.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *