Justo hoy que el PES, PAN y Morena se enfrentaron a jaladas de pelo y mordiscos, ingresó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación un recurso que obligó al Gobierno de BCS a sacar a la Policía Estatal del Congreso de BCS.

El Gobierno de Baja California Sur estaría detrás de la inestabilidad política del Congreso del Estado, o por lo menos eso aseguran integrantes de la bancada mayoritaria de Morena, quienes interpusieron un recurso ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), misma que fue admitida la tarde de hoy.

La injerencia del poder ejecutivo, representado por el panista Carlos Mendoza Davis, quien utilizó el Diario Oficial de BCS para intentar legitimar el poder que perdió la bancada formada por el PAN, PES, Humanista y, en un momento, por otros legisladores provenientes de Morena que había cambiado de bando.

La intromisión comenzó con la llegada de la Policía Estatal Preventiva, solicitada por la presidenta de la Comisión Permanente, Elizabeth Rocha Torres. Con esto lograron retirar a los elementos que impedían a la nueva mayoría ingresar a las oficinas de finanzas, porque existe la sospecha de un mal manejo de recursos por parte del partido cristiano Encuentro Social (PES), quienes tendría la Presidencia de la Junta de Gobierno del parlamento hasta 2021.

Hace unas semanas, los diputados de Morena y del Partido del Trabajo, decidieron unirse para construir una mayoría para modificar las presidencias de las comisiones y puestos legislativos, entre ellos a la Mesa Directiva, la de Igualdad, Puntos Constitucionales y la Dirección de Administración y Finanzas.

Justamente, hace unos días corrió una fotografía en la que Lorenia Lineth Montaño Ruíz camino al palacio del Gobierno de BCS, lo que generó sospechas sobre la relación estrecha entre la legisladora y Mendoza Davis.

Montaño Ruíz, Rocha Torres y Perla Flores (PES) fueron las que bloquearon la entrada al recinto parlamentario para la toma de protesta del nuevo representante de la Dirección de Administración y Finanzas del congreso, esto ocasionó un conato de pelea que terminó con mordisqueos en los antebrazos de la cristiana Montaño Ruíz y la morenita María Rosalba Rodríguez López.

Con información de La Jornada

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *