El exdirector de SAPA La Paz aceptó que, durante su administración, el hotel de lujo, antes conocido como Costa Baja, pasó de pagar 176 mil pesos mensuales a 60 mil

Luego de darse a conocer que, gracias a convenios autorizados por el exalcalde Armando Martínez Vega, los ciudadanos de La Paz pagan cerca 100 mil pesos mensuales por el suministro del agua que el hotel de lujo Puerta Cortés, antes Costa Baja, utiliza para regar campos de golf y áreas verdes, quien fungiera como director del Organismo Operador Municipal del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (OOMSAPAS) al momento de signarse los contratos, Héctor García González, corroboró que hubo una reducción en las tarifas cobradas a la empresa, pero aseguró que tal disminución estuvo justificada.

Durante el XIV Ayuntamiento, a cargo de Esthela Ponce Beltrán, Costa Baja firmó un convenio con el municipio de La Paz para administrar el cárcamo que recibe los drenajes de colonias como El Esterito, Navarro Rubio, Rinconada y Pedregal, a cambio de usar parte de esas aguas crudas de forma privada y también el pago de una renta. El objetivo de la empresa era tratar esas aguas y utilizarlas para riego. Es así que el OOMSAPAS calculó una tarifa de 176 mil pesos mensuales para ofrecer el servicio requerido. De acuerdo con el alcalde Rubén Muñoz Álvarez, quien preside el XVI Ayuntamiento, “la pasada administración”, es decir la de Armando Martínez –sucesor de Esthela Ponce– “redujo el costo de estas aguas a un pago mensual de 60 mil pesos”, cuando en realidad a OOMSAPAS, dijo, le cuesta poco más de 150 mil al mes llevar a cabo el trabajo, por lo que el costo restante, de aproximadamente 100 ml pesos, sale del erario.

García González explica que en 2018 la gerencia del hotel se acercó al Ayuntamiento para explicar que no eran más Costa Baja sino Puerta Cortés, “y empezaron a justificar que la demanda del servicio de ellos […] era mucho menor al que se venía estipulando, que los consumos eléctricos que tenían que estar pagando sobrepasaban con muchísimo lo que ellos ocupaban”, por lo que, tras una “discusión importante”, hubo “una reconsideración” de la tarifa y se redujo a 60 mil pesos, como revelara Muñoz Álvarez. Ésta “fue una validación del alcalde”, aceptó el exdirector, pero confío en que se realizó “bajo una explicación de argumentos, donde se consideró que era apropiado, no por favorecer ni por ayudar de manera irregular sino porque era lo justo para ambas partes”.

Héctor García González

El exfuncionario consideró que “no es un daño patrimonial el cobrarle menos” a Puerta Cortés, porque se hizo “en función de que esa empresa dejó de operar”. Además, subrayó, la reducción tarifaria “se justificaba”, pues el hotel paga los gastos de energía que significa redistribuir parte de las aguas crudas en cuestión al cárcamo de OOMSAPAS que se ubica en Mariano Abasolo y Antonio Navarro. “Si la empresa volvió a trabajar al 100 por ciento”, observó por último, “ya se tiene que volver a hacer una consideración”, señalando que para ello “hay una Dirección Comercial, donde hay áreas operativas que se encargan de dar un seguimiento puntal: se llama Control y Seguimiento el área específica de OOMSAPAS”.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *