Alan Flores

El gobernador de #BCS, Carlos Mendoza Davis, propuso firmar en diciembre de 2019 un acuerdo binacional para el restablecimiento de la Comisión de las Californias (COMCALS) que había disuelto el exgobernador Arnold Schwarzenegger. Logró juntarse con los gobernadores de California, Gavin Newsom y Jaime Bonilla, de Baja California (Quien pasó del Partido Republicano a Morena y actualmente, está muy enojado con la SCJN por no dejarlo los 5 años que quería en el gobierno).

En aquel entonces, se reunieron, compartieron, presentaron cifras y un discurso de hermandad pronunciado en inglés. Las cifras eran importantes. Se dijo que somos una región que comparte historia, océanos, tradiciones así como 44 millones de habitantes, esto es casi lo mismo que países como Argentina y aun mayor que Canadá o Polonia. De ser un país, este sería el número 34 con mayor población.

Sin pedir permiso del Congreso organizó dicha ceremonia, a pesar que la Constitución Política de BCS, en su artículo 64, fracción XXIII, dice que es una de sus facultades, autorizar la participación del Gobernador en comisiones interestatales de desarrollo regional. También una de ellas es la presidencia de la Conferencia Nacional de Goberandores (Conago), para la que tampoco pidió permiso.

Hoy el gobernador se encuentra en desacato a suspensiones de la #SCJN (Poder Judicial Federal), en abierto apoyo al sector de las grandes empresas que exigen a López Obrador financiamientos y rescates por la pandemia del COVID-19; también se encuentra en conflicto con el Congreso del Estado (Poder Legislativo Estatal) por asuntos de dinero, no ha depositado cerca de 38 MDP a las cuentas oficiales y se niega a publicar leyes y decretos.

El Gobernador toma fuerza más allá de su propio poder al contar con aval del Poder Judicial Estatal y con los diputados supendidos del Poder Legislativo. Entre estos poderes oficiales y fácticos, lograron, bajo pretexto de violencia de género, suspensiones provisionales de un Juez de Distrito a exfuncionarios del Congreso, para así darles un motivo para atrincherarse y no soltar la chequera, los recursos y menos a los chairos de la fracción de Morena. Para estos fines ya no importa violar el artículo 12 de la Ley Reglamentaria: “Ninguna autoridad podrá ejecutar mandamientos judiciales o administrativos sobre los bienes del Congreso, ni sobre las personas o bienes de los Diputados en el interior del Recinto Parlamentario”.


Coinciden casualmente las fechas en que Mendoza se nos fue a firmar la cumbre con los dos gobernadores gringos y además, pidió a escondidas 400 millones de pesos en diciembre para completar su presupuesto estatal a Santander. Lo que no tenía entre sus cuentas era que en ese momento (diciembre de 2019) aparecía un brote epidémico de neumonía de causa desconocida en Wuhan, China; hoy, a mayo de 2020. La pandemia del COVID-19 golpea nuestro país y ha derrumbado todo tipo de recaudación para poder pagar cualquier crédito. Deberá pagarse a 12 meses de acuerdo al contrato firmado ¿Misión imposible?

No se hizo chiquito ante los desafíos. Ahora mantiene un liderazgo nacional para crear una percepción de rechazo al Gobierno de México durante esta pandemia, con motivaciones políticas y económicas (las mejores). Tiene el respaldo de los gobernadores de California y Baja California, de los gobernadores separatistas del norte y la mayoría de los demás gobernadores que dirige en la Conago. También del PRI, del PES (nacional y estatal), PRD, Humanista, PRS, actores políticos reciclados en Morena (de todos los grupos), todas las instituciones locales, la clase política tradicional de BCS, la academia, al ser su padre primer gobernador y precursor de la creación de nuestra entidad federativa, un cambio de territorio a estado que celebramos cada 8 de octubre. Incluso ya tenemos un himno propio y nuestra señal de saludo al cantarlo.

¿Entonces por qué hacerles caso a los del Congreso del Estado y a una Suprema Corte que antes que ver un conflicto creado, debe resolver la exigencia nacional? Pareciera que la estrategia es hacer tardar esto lo más que se pueda, mientras la gente cada vez está más confundida por el desorden entre los 3 niveles de gobierno y prefiere no creer que existe el coronavirus.

Ojalá fuera verdadero ese llamado a la unidad nacional que hizo al encabezar una reunión con emprearios y la Comisión de Turismo de Conago, pero por el contrario, hoy 6 gobernadores del norte del país han elevado el tono para exigir cambios en el pacto fiscal que favorezcan a estas entidades al momento de que se repartan recursos.

Se reunirán este viernes para analizar la ruta jurídica que les permita una renovación del pacto fiscal entre la federación y los estados al considerar que es obsoleto e inequitativo, adelantó el mandatario de Coahuila, Miguel Riquelme.

“Si para lograr esto tenemos que hacer una serie de recursos jurídicos los vamos a hacer pero estamos siempre dispuestos al diálogo, esto es con diálogo, coordinación efectiva con la federación”, apuntó.

Al preguntarle si para renovar el pacto fiscal llegarían a la SCJN, Riquelme destacó que la prioridad es establecer la ruta jurídica para que les “permita de manera seria, impulsar una renovación del pacto fiscal”.

Con todo este escenario antiAMLO, ya no suena una locura que BCS quiera envalentonarse con el Pacto Federal, a pesar que el 90% de su presupuesto lo recibe gracias a este. Pocos habitantes pero grandes riquezas, minerales inclusive y también potencial nuclear, con yacimientos de uranio.
Además ayudaría al “jaloneo” de esos mil 227 millones 27 mil 600 pesos observados por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) durante la revisión de la Cuenta Pública de 2016 y podría servir también para terminar de desconocer al Congreso actual, o anularlo de plano con su llave de inmovilización financiera que le aplican entre varios poderes, pudiera ser incluso hasta la proxima elección.

En ese capítulo llegarán a ser fundamentales los acuerdos con México Libre, de Felipe Calderón y Margarita Zavala, para buscar obligatoriamente la gubernatura en 2021, o correrían riesgos de ser fiscalizados con alto rigor. La corrupción ya es delito grave en México.
Pero por otro lado, el PIB de California, en 2017 alcanzó los 2,75 billones de dólares. De ser un país, sería la quinta economía del mundo por detrás de EEUU, China, Japón y Alemania. Superó el PIB de Francia en el ejercicio de 2015. Con 39 millones de habitantes (el 12% de la población de Estados Unidos), California contribuye el 14% del PIB del país.

Es un “estado ultra-demócrata fuera de control”, de acuerdo a Donald Trump, La economía californiana parece funcionar precisamente con todo lo que su presidente, su Jefe de Estado, dice que es malo. 10 millones de habitantes son extranjeros (un 27% de la población). Además, el Estado protege ferozmente al menos a 2,5 millones de indocumentados. Ya comienza a sonar el término #Calexit (emulando el #Brexit tras la salida del Reino Unido de la Unión Europea) como una posibilidad.

¿México o California? Sigue pendiente una nueva reunión de esta cumbre de gobernadores californianos en Loreto… “La Primera Capital de las Californias” ¿Qué sucederá? Me dicen que meto mucha intriga, pero me vale. Me gusta pensar que estas líneas sirvan para prevenir, antes que lamentar. Faltaría ver solamente qué piensa Christy Walton.

Fuentes:

Constitución Política del Estado Libre y Soberano de BCS

Ley Reglamentaria del Congeso de BCS.

https://www.sdpnoticias.com/…/guardado-secreto-uranio-mejor…

https://politica.expansion.mx/…/gobernadores-analizaran-rut…

https://www.diarioelindependiente.mx/…/se-requiere-innovar-…

https://www.diarioelindependiente.mx/…/albergara-loreto-cum…

https://www.elsudcaliforniano.com.mx/…/se-reinstala-la-comi…

https://www.forbes.com.mx/jaime-bonilla-el-gobernador-que-…/

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *